Estos son los tipos de cerraduras que existen

Es muy frecuente que, aunque existan muchos tipos de cerraduras en el mercado, las personas no sepan elegir la más adecuada, porque sencillamente no las conocen todas. Es por ello, que muchas personas se puedan equivocar a la hora de seleccionar la cerradura que mejor les convenga de acuerdo a sus necesidades. Debido a esto, en cerrajeros Valdemoro 24 horas os vamos a enseñar en este artículo los detalles más importantes de las principales cerraduras para ayudaros a elegir la mejor.

Las cerraduras multipunto

Este tipo de cerradura es una de las más seguras del mercado segun nuestros https://www.cerrajeropuzol.es. Su seguridad se debe a los diferentes puntos de anclaje. Claro está, dependiendo del modelo seleccionado, el número de anclajes puede variar de mayor a menor. Gracias a su instalación fijada al marco, esta variedad de cerradura impide que el ladrón pueda entrar a la vivienda a través del método de apalancamiento. Es ideal para puertas acorazadas, macizas o blindadas.

Cerraduras tubulares

Su modo de abrir es igual al que poseen los picaportes. Su principal ventaja es que pueden cerrarse desde el interior con solo pulsar un botón. Este tipo de cerradura es bastante atrayente, ya que evita que otras personas puedan entrar en la habitación o espacio privado.

Es ideal para ser instalada en las puertas de baño o en las habitaciones de vuestra vivienda, lo que hace que la cerradura ofrezca mucha intimidad. Sin embargo, no solo suelen ser usadas en las viviendas, sino también en las instituciones públicas, como los baños de un centro comercial.

Cerraduras de sobreponer

Desde https://www.cerrajerosvillena.net os informamos que estas cerraduras son ideales para instalarse en las puertas exteriores de las casas. Se colocan en la parte interior de la misma, lo que hace que ella quede a la vista. Si no queréis que un ladrón sea capaz de abrir esta puerta, entonces debéis tomar algunas medidas de seguridad anti palanca, ya que este tipo de cerradura puede abrirse a través de esta técnica.

Cerraduras embutidas

Este tipo de cerradura también es conocido como cerraduras empotradas, y son bastante comunes de encontrar en la mayoría de las puertas. Se dice que es la cerradura principal a la que se le pueden agregar otras cerraduras que complementan su seguridad. Como su nombre lo indica, esta variedad de cerradura es empotrada en las puertas, lo que permite que solo pueda verse la ranura por donde hay que introducir la llave.

Es por medio del pestillo de la cerradura que esta puede ser abierta o cerrada. Solo para accionarla o bloquearla, debe introducirse la llave y girarla. No dejéis de tomar en cuenta al adquirir una de estas cerraduras, que sea un modelo antibumping, y si es posible, que cuente con un sistema antibloqueo. Con estas técnicas, los ladrones no podrán manipularla porque la cerradura de bloqueará.

Cerraduras cilíndricas

A veces se le conoce como cerraduras con perfil europeo y suele ser muy utilizada en la mayoría de las puertas. Utilizando la llave correcta, esta accionará la cerradura levantando las pestañas del cilindro. Al generarse esta acción, el cilindro procede a abrir o cerrar los sistemas de seguridad de la puerta. Gracias a los avances en la materia, este tipo de cerraduras pueden ser adquiridas con la tecnología antibumping. Con esta nueva característica, estas se han convertido en una de las más seguras del mercado.

Cerraduras digitales

Comúnmente, estas cerraduras las encontraréis en los garajes o lugares públicos como los hoteles y otras instituciones. Una de las formas más habituales de abrir esta cerradura es utilizando una tarjeta. Solo basta con introducirla en un lector, y si es la correcta, entonces se abrirá automáticamente. También es posible encontrar cerraduras digitales que se abran a través de códigos digitales o por la huella dactilar.

Cerraduras de gorjas

Estas cerraduras tuvieron su época de gloria como una de las más seguras del mercado. Sin embargo, al momento de llegar las cerraduras cilíndricas, estas cayeron en el olvido. Este tipo de cerradura se caracterizaba por tener unas llaves con un tubo o espiga un poco larga y un diente al final de llave. Como la llave solía ser bastante grande, las personas terminaron buscando una mayor comodidad.

Cerrojos

Los cerrojos son un tipo de cerradura que posee un botón que evita que otras personas puedan abrir la puerta mientras que el sistema de seguridad está activado. Además, algunos modelos vienen con una cadena de seguridad, para amplificar un poco más la seguridad de su puerta.

Las cerraduras invisibles entre los tipos de cerraduras más seguras

Este tipo de cerradura ha hecho acto de presencia en el mercado recientemente y hasta ahora muchos han confirmado darle buenos resultados. Y es que las cerraduras invisibles son casi imposibles de forzar debido a que los ladrones no tienen acceso a ella. Esta cerradura, además, resulta muy conveniente de acompañar con una cerradura de cilindro. Finalmente, para poder incrementar la protección, estas cerraduras actualizan sus códigos en cada uso, lo que hace que los ladrones no puedan hallar esas claves para abrir vuestra cerradura.

Estos son los principales tipos de cerradura que existen en el mercado, así que si necesitáis cambiar vuestra cerradura no dudéis en consultar con un buen cerrajero profesional para mejorar y reforzar la seguridad de vuestra vivienda o negocio.